familiayadopcion.es Consulta psicológica sobre familia y adopciones

Procesos de adopción

Los hijos adoptados son muy deseados. Los padres tienen que pasar por un largo proceso interno (personal y de pareja) y también por un largo y costoso proceso de trámites (legales, burocráticos, etc.), proceso que está hablando de la fuerza del deseo que les mueve. Pero también, no lo olvidemos, los niños adoptados suelen tener tras de sí una historia de abandono y de rechazo.

La adopción es una forma de paternidad, ligada indisolublemente al ejercicio de una medida de protección a la infancia, que tiene como finalidad encontrar una familia con la que un menor, que se encuentra en situación de abandono y desamparo, pueda vincularse afectiva y emocionalmente y crear vínculos paterno-filiales.

Es el derecho del menor a tener una familia el que se intenta restituir mediante su inclusión en una familia adoptiva, ya que el interés del menor prevalece sobre cualquier otro.

En el caso de la Adopción Internacional, ser padre o madre por esta vía incluye un "plus" de trabajo vincular para la nueva familia, porque el hecho de provenir de otro país, grupo étnico, tener otro idioma, otro color de piel, etc, imprime a estas adopciones características propias, que los potenciales padres deben conocer para poder hacerles frente.

La mayoría de las veces la razón por la que una pareja acude a la adopción es a causa de una infertilidad en alguno de los cónyuges. Esto supone un primer momento difícil que la pareja tiene que tratar de resolver internamente para poder acudir a la adopción sin culpas ni resentimientos; y con el duelo por la renuncia a la propia capacidad reproductiva bien elaborado.

Las familias adoptivas precisan de una serie de apoyos especializados a lo largo de todo el proceso de adopción: antes de la llegada a casa del niño o niña adoptada y a lo largo de todo el proceso de crianza.

La familia adoptiva tiene tareas específicas que no tiene la familia que no lo es; y el niño adoptado tiene necesidades que los niños no adoptados no tienen. Las familias adoptivas tienen que reparar los daños que el abandono provocó en sus hijos y necesitan por ello contar con recursos específicos.

© 2011-2013 Alicia Monserrat y Mayte Muñoz | familiayadopcion.es

¡CSS Válido!